Noticias de la rebelión, la rebelión está en todas partes

24.Oct.10 :: Textos Críticos

Libro. San Juan Copala: Dominación política y Resistencia Popular.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google

En el marco del asesinato de Heriberto Pazos, líder del MULT, publicamos en esta ocasión el más reciente libro de Francisco López Barcenas: San Juan Copala: Dominación política y Resistencia Popular. De las rebeliones de Hilarión a la formación del municipio autónomo. Este libro publicado en 2009 aborda las causas y consecuencias de la guerra que se ha vivido en Zona Triqui desde hace mucho tiempo. Recomendamos ampliamente su lectura.




Prólogo [Extracto]
Por María Dolores París Pombo, doctora en ciencias sociales. UAM-X
La región triqui baja, ubicada en el entronque de la Mixteca alta y la baja en el poniente del estado de Oaxaca, es un área de valles, laderas y quebradas. Rodeada de bosques, regada por ríos y riachuelos, con abundantes lluvias buena parte del año, sus tierras son fértiles, y los colores verdes predominan; camotes, hierbas y raíces silvestres que crecen en los montes, han constituido durante siglos parte importante de la dieta cotidiana de la población. Además del café, que parecía hasta hace veinte años el cuerno de la abundancia, los triquis cosechaban grandes cantidades de maíz para el consumo local, plátanos para los mercados de Putla y Juxtlahuaca, pequeñas huertas familiares y todo tipo de árboles frutales como mangos, mameyes, naranjas y guayabas. Sin embargo, en los últimos años la mayoría de las tierras han quedado sin sembrar. Sólo algunas mujeres salen esporádicamente a cuidar la milpa. Los varones que residen en su comunidad evitan alejarse de su casa para no ser víctimas de alguna bala perdida. La mayoría de los hombres –y muchas mujeres– han tenido que emigrar al noroeste del país, y cada vez más hacia Estados Unidos, para poder enviar remesas y mantener a sus familias. Y es que el pueblo triqui de la región de Copala vive, desde hace medio siglo, una situación de violencia endémica, causada por una combinación compleja de factores históricos y políticos. En consecuencia, casi la mitad de la población ha sido desplazada de su territorio originario y vive hoy en día dispersa en distintos lugares de Oaxaca, de México y de Estados Unidos.
Cotidianamente, los periódicos nos reportan confrontaciones, emboscadas y muertes en la región triqui. Se ha ido forjando así, en la opinión pública y en los medios de comunicación, la imagen de una cultura de la violencia. Sin embargo, el pueblo triqui se ha caracterizado, antes que nada, por su trayectoria histórica de movilización por la defensa de sus derechos y de su identidad, de resistencia contra el dominio racista y la explotación: desde la larga lucha de Hilarión durante la primera mitad del siglo XIX, que puso en jaque el dominio de la oligarquía criolla y defendió con las armas a las comunidades triquis contra las políticas liberales, hasta la creación, en la segunda mitad del siglo XX, de organizaciones independientes que luchaban por la recuperación del territorio originario y de las tierras comunales, por la comercialización de sus productos y la solución de problemas políticos y sociales de sus comunidades, como el Club, en 1975, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), en 1981, y finalmente en enero de 2007, el Municipio Autónomo de San Juan Copala.
El mito del triqui violento por naturaleza ha sido alimentado por una de las raíces más profundas del conflicto: el racismo, continuamente expresado en los discursos de los políticos, administradores, servidores públicos y sobre todo de los medios de comunicación. Resalta en particular la posición de los comerciantes y rancheros de origen español del Valle de Putla. Su percepción de los triquis ha sido la combinación más explosiva que puede producir el racismo: el terror y la necesidad del otro a la vez, el miedo a la diferencia y el ansia de riquezas y de poder. En esta medida, las elites regionales han construido un discurso de desvalorización, de desprecio del triqui que logró incluso convertirse en sentido común entre los mestizos y en buena parte de la población mexicana.
A pesar de su enorme riqueza y originalidad cultural y lingüística, de la belleza de su territorio y de su larga historia de movilización por sus derechos, la Triqui baja ha sido objeto de pocos libros en las dos últimas décadas.1 La mayoría de los estudios sobre esta región se han concentrado en el intento por analizar la violencia como un factor sociopolítico aislado, sin reflexionar sobre la historia, el patrimonio cultural, las luchas sociales o la participación política de los triquis.
En contraste, este nuevo libro de Francisco López Bárcenas reconstruye una historia de largo aliento sobre los procesos de represión y de opresión, las luchas y los movimientos independientes en la región triqui de Copala. Con base en la observación a lo largo de varias décadas de trabajo de campo y de acompañamiento de los movimientos indígenas en la región, el autor nos ofrece una crónica de los conflictos sociopolíticos que se fueron generando entre los triquis y de las formas múltiples en que éstos se han relacionado o confrontado con la sociedad mestiza y mixteca regional y con el Estado-Nación. López Bárcenas nos relata así dos siglos de movimientos indígenas en la región, para tratar de comprender cómo se fue gestando la espiral de matanzas y asesinatos, de venganzas y de muerte que ha desgarrado a este pueblo originario; cómo las organizaciones indígenas que surgieron de una auténtica lucha por la independencia y por la recuperación de la identidad, de la tierra, de la libertad, terminaron traicionadas por líderes corrompidos por la ambición y por el contacto corrosivo con el Estado mexicano y con el gobierno oaxaqueño.
La violencia se explica entonces como una consecuencia de la intervención estatal, en particular del clientelismo y del caciquismo político, de las confrontaciones entre elites y partidos que tomaron el territorio triqui como botín.
Descarga aquí San Juan Copala: Dominación política y Resistencia Popular. De las rebeliones de Hilarión a la formación del municipio autónomo. en formato pdf.